Skip to content

Worldwide Delivery

Spanish

¿Por qué siento malestar en el estómago durante la menstruación?

by HwangAlex 19 Feb 2024 0 Comments

¿Por qué siento malestar en el estómago durante la menstruación?

Varios factores contribuyen al malestar estomacal durante la menstruación, a menudo denominado "cacas de período". La náusea, la hinchazón y la flatulencia también pueden ocurrir durante la menstruación y el período premenstrual. Si bien la causa exacta de estos problemas digestivos durante la menstruación sigue siendo incierta, se cree que las hormonas y la dieta juegan un papel significativo.

5 razones del malestar estomacal durante la menstruación

El cuerpo femenino es increíblemente complejo y la ciencia solo comprende una fracción de lo que sucede dentro de nosotros. Las "cacas de período" y los "pedos de período" suelen acompañar a otros síntomas del síndrome premenstrual o dismenorrea (períodos dolorosos). La hinchazón también es un problema común, y he discutido muchos remedios para la hinchazón en el blog "¿Por qué estoy tan hinchada durante mi período?" Entonces, profundicemos en 5 razones potenciales que pueden llevar a problemas digestivos durante los períodos premenstruales y menstruales. Si bien esta lista no es exhaustiva, puede proporcionar información sobre la complejidad del problema.

Prostaglandinas

Muchos profesionales médicos creen que esto podría estar relacionado con las hormonas de las prostaglandinas, que pueden causar espasmos asociados con calambres menstruales. También inducen contracciones en los intestinos, lo que provoca problemas digestivos como náuseas, hinchazón, flatulencia, estreñimiento y diarrea, las temidas "cacas de período". Estas prostaglandinas son realmente útiles durante la menstruación ya que ayudan en la eliminación del revestimiento uterino, lo que resulta en sangrado mensual. Sin embargo, cuando están fuera de balance, estas prostaglandinas también pueden causar malestar digestivo y dolor menstrual. Pero como médico naturista, siempre estoy interesado en lo que causa que estas prostaglandinas sean problemáticas para algunas personas pero no para otras. Ahí es donde entra en juego la dieta: una dieta rica en grasas y proteínas animales puede ayudar a elevar los niveles de prostaglandinas.

 

Fluctuaciones en estrógeno y progesterona

El estrógeno y la progesterona aumentan y disminuyen naturalmente a lo largo de nuestros ciclos. Se cree que el aumento de la progesterona durante la segunda mitad del ciclo menstrual puede ralentizar nuestros intestinos, lo que lleva al estreñimiento. Sin embargo, hay una teoría emergente que sugiere que el estrógeno podría ser el culpable. Lo que sabemos es que las hormonas pueden desempeñar un papel, y cuando están desequilibradas, estos síntomas digestivos pueden empeorar.

 

Dieta poco saludable

¡Una dieta alta en azúcar, sal, granos refinados y alimentos demasiado procesados causa estragos en todo nuestro cuerpo! Estos alimentos a menudo conducen a la indigestión, y simplemente podríamos notarlos más durante la fase premenstrual. Generalmente, somos más sensibles al dolor en los días previos a la menstruación, por lo que esta podría ser una razón por la que algunas mujeres experimentan más malestar digestivo durante este tiempo. La disminución de los niveles de magnesio durante la semana previa a la menstruación nos hace más sensibles al dolor, y una dieta deficiente agrava esa sensibilidad, ¡irónicamente, también lo hacen tomar más analgésicos! Una dieta rica en alimentos procesados también carece de fibra, que ayuda a mantener los movimientos intestinales. La fibra también es alimento vital para nuestras bacterias intestinales saludables. Por otro lado, el azúcar es el combustible preferido para los malos, por lo que una dieta poco saludable que carece de alimentos frescos de origen vegetal puede llevar a la disbiosis o desequilibrio en el microbioma. Un microbioma saludable es crucial para muchos aspectos de nuestra salud, y la disbiosis podría contribuir al malestar digestivo. Algunas bacterias saludables también metabolizan nuestras hormonas, por lo que juega un papel en todos los síntomas del síndrome premenstrual, no solo los problemas digestivos. Como dije, ¡todo está conectado!

 

Conexión intestino-cerebro

La conexión intestino-cerebro se refiere al vínculo entre nuestros cerebros y sistemas digestivos. ¡Por eso sentimos mariposas en el estómago cuando estamos nerviosos o emocionados! El 90% de nuestra serotonina (la hormona de la felicidad) se produce en nuestro intestino, no en nuestros cerebros. La investigación ha encontrado una conexión entre la depresión y los problemas digestivos durante la menstruación, mientras que otro estudio pregunta si la indigestión podría causar cambios de humor, y viceversa.

 

Anticonceptivos hormonales

El uso de anticonceptivos orales se ha relacionado con enfermedades inflamatorias intestinales, incluida la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Si estás tomando anticonceptivos hormonales, vale la pena considerar que también podrían contribuir al malestar digestivo antes o durante el sangrado. Puedes discutir este problema y los posibles métodos anticonceptivos alternativos con tu proveedor de atención médica.

¿Qué comer durante la menstruación para aliviar el malestar estomacal?

Hay muchos artículos en línea y muchos médicos parecen recomendar el uso de anticonceptivos hormonales para tratar los síntomas del síndrome premenstrual, incluidos los problemas digestivos. Los anticonceptivos hormonales son un recurso fantástico para las mujeres que no quieren quedar embarazadas, y me alegra que tengamos esa opción ahora. Sin embargo, usar estas hormonas sintéticas para abordar síntomas causados por desequilibrios más profundos es lo que llamamos suprimir síntomas. Esto puede conducir a más problemas en el futuro, incluidos problemas más grandes y síntomas más severos de la menopausia, ahora conocidos como síndrome post-anticonceptivo. Como se mencionó anteriormente, las píldoras anticonceptivas también pueden causar problemas digestivos. Encuentro que la curación más profunda ocurre cuando las personas están listas para tomar el control de su salud y vidas, y hacen cambios dietéticos y de estilo de vida necesarios. ¡Estos cambios no siempre son fáciles, pero son increíblemente beneficiosos! Si tus síntomas son graves o los siguientes métodos no ayudan, entonces vale la pena buscar terapias naturales o herbolarios que puedan ayudarte en tu viaje.

 

Bebe Té de Hierbas

¡Empecemos con algo simple! Los tés de hierbas son una adición deliciosa y reconfortante a tu dieta. Algunos especialmente útiles incluyen:

- Jengibre: excelente para aliviar las náuseas, la hinchazón y cualquier dolor digestivo o menstrual.

- Menta: muy efectiva para la hinchazón, los gases y los dolores de cabeza.

- Manzanilla: antiinflamatoria, prebiótica, calmante para los sistemas digestivo y nervioso, beneficiosa para la hinchazón y los gases, y ayuda a equilibrar las hormonas. ¡Wow, las hierbas son increíbles!

Reduce los Alimentos Procesados

En un mundo lleno de basura, ¡es más fácil decirlo que hacerlo! Encuentro que la forma más sencilla es agregar más alimentos saludables y comer solo una comida o tentempié chatarra a la vez, una vez al día.

 

Come Alimentos Simples, Calientes y Cocidos

Tanto la Medicina Tradicional China como el sistema médico tradicional indio Ayurveda recomiendan comer alimentos calientes, cocidos y fácilmente digestibles durante la menstruación y los días previos a ella. Se cree que los alimentos excesivamente fríos causan dolor y estancamiento y deben evitarse. ¡Las sopas y guisos son excelentes opciones! Echa un vistazo a las recetas de deliciosos platos Ayurvedic kitchari hechos con arroz, lentejas y especias curativas. Es comida perfecta para cuando estás en tu período y te sientes incómodo en el estómago.

 

Acepta lo Amargo

La mayoría de nosotros realmente carecemos de amargura en nuestras dietas. Los alimentos y hierbas amargas son una excelente manera de poner en marcha la digestión y ayudar a reequilibrar un intestino incómodo. Diente de león, achicoria y endivia son buenas formas de incorporarlos a tu dieta. También puedes probar algunas hierbas amargas como la genciana, la artemisa o las gotas de Digestisan (una combinación de diente de león y alcachofa). Unas pocas gotas de agua antes de las comidas pueden aliviar en gran medida el malestar intestinal.

 

Reduce el Estrés

Como hemos mencionado, el estrés puede ser un contribuyente significativo al malestar estomacal, especialmente durante el tiempo en que pueden aparecer los síntomas del síndrome premenstrual. Hacer lo que puedas para reducir el estrés es realmente útil, aunque sabemos que no siempre es fácil. Aquí hay tres consejos principales para reducir el estrés:

- Trata de reservar un tiempo todos los días solo para ti. Ya sea solo cinco minutos de meditación, o media hora de lectura o tomar un baño caliente. Crea un espacio para tu relajación y bienestar emocional.

- Habla con alguien. Dicen que "Un problema compartido es un problema reducido a la mitad", y hay mucha verdad en eso, así que si desahogarte con alguien se siente bien, adelante y hazlo. También puedes escribirlo: llevar un diario es excelente para sacar todos tus sentimientos en papel para poder dejarlos mentalmente al final del día.

- Haz una desintoxicación digital. ¡Un rápido vistazo a las redes sociales es suficiente para entender por qué todos estamos tan estresados! A veces, todos necesitamos un descanso porque sabemos que nuestras redes seguirán esperándonos cuando regresemos. Salir a caminar afuera, sin tu teléfono, puede hacer maravillas por ti.

 

Prueba Algunos Movimientos Suaves

Cuando estás menstruando y te sientes nauseabundo, es posible que no tengas ganas de hacer demasiado ejercicio. Si ese es el caso, lo mejor es escuchar a tu cuerpo. Algunos movimientos suaves, como un paseo al aire libre o hacer yoga, pueden ser útiles. Simplemente rotar las caderas en un movimiento circular puede proporcionar un verdadero nutriente. Usa la ropa interior para la menstruación Beautikini durante tus entrenamientos sin preocuparte por las fugas.